IMPLANTES DENTALES

    ¡Te llamamos!



    ¿Qué es un implante dental?

    Los implantes dentales son un tipo de tratamiento odontológico. Es un procedimiento que reemplaza las raíces de los dientes por sustitutos artificiales de las raíces de los dientes naturales. Los implantes dentales están hechos de titanio, que es un material muy resistente y biocompatible con el cuerpo humano y que no causa ningún daño en el organismo.

    Los implantes se colocan en el hueso maxilar o mandibular, creando una base estable sobre la que se pueden poner coronas individuales o prótesis completas.

    Los implantes permiten tratar problemas dentales importantes, como son la ausencia o la rotura irrecuperable de los dientes.

    La pérdida de los dientes, aparte del problema estético y funcional que supone, puede provocar en los pacientes otras alteraciones como por ejemplo: dolores de cabeza y cuello, dolores en las articulaciones mandibulares y movimientos de los dientes vecinos perjudiciales para nuestra dentadura.

    Hoy en día, los implantes dentales permiten recuperar la salud, la funcionalidad y la estética de la boca.

    Los implantes dentales no solo solucionarán las inseguridades y el aspecto físico de los pacientes que hayan perdido una o varias piezas dentales, sino que además les permitirán realizar actividades de manera más sencilla y natural como masticar alimentos y tener una higiene bucal más fácil y adecuada.

    Por otro lado, los implantes dentales, siempre y cuando el paciente cumpla con todas las recomendaciones dadas por el dentista, son muy duraderos y seguros. Además, es un procedimiento que no requiere mayor intervención ni hospitalización, de hecho, puede ser realizado durante una única consulta sin mayor inconveniente.

    Antes de realizar los implantes dentales y es muy importante determinar mediante la realización y análisis de un TAC si el paciente tiene hueso suficiente para asegurar la viabilidad del implante. El especialista valorará la cantidad y calidad del hueso existente en la zona bucal del paciente y en casos de poca cantidad de hueso para realizar el implante, será necesario hacer una regeneración ósea. La regeneración consiste en recuperar el hueso perdido, realizando un injerto de hueso que asegure el éxito del implante dental. Además, si la boca tiene sarro o caries, el primer paso será eliminar la infección, para realizar el implante en las mejores condiciones para el paciente.

    Los implantes son la solución más estética. El paciente pasa de tener una sonrisa sin dientes, a tener una dentadura bonita y bien alineada. Los implantes son la única opción en que se recupera hueso, raíz y corona dental, tanto estética como funcionalmente. Las personas con implantes no volverán a tener problemas a la hora de comer o hablar y esto aumenta notablemente su confianza a la vez que mejora su imagen y una apariencia más joven.

    Para tener éxito en un tratamiento completo de implantes, es imprescindible que haya una coordinación entre implantólogo, laboratorio y el profesional odontólogo que diseñará y colocará las piezas sobre los implantes. La implantología que aplicamos en nuestra clínica parte de una base biológica fundamental y científica en la que utilizamos implantes de máxima calidad, biomateriales de última generación y técnicas modernas de regeneración, microcirugía y cirugía mínimamente invasiva.

    Los implantes dentales le ofrecen ventajas importantes comparadas con otras opciones de tratamiento:

    ESTÉTICA

    Mejora tu estética dental, ya que no se verán los espacios dejados por las piezas dentales ausentes.

    FUNCIONALIDAD

    Recuperarás funcionalidad de la zona afectada volviendo a masticar con total naturalidad y seguridad.

    PREVENCIÓN

    Se aliviará la fuerza masticatoria que soportan el resto de los dientes, reduciendo posibles fracturas.

    SALUD

    Ganarás en salud, la colocación de implantes dentales evita la pérdida de hueso y otras complicaciones.

    ¿En qué consisten los implantes de Carga Inmediata?

    En este caso, siempre que el paciente reúna los requisitos clínicos adecuados, el paciente se va con unas prótesis provisionales sobre los tornillos que se colocarán en esa misma sesión, de modo que no pasará ni un día con el hueco donde iría la pieza.

    Los implantes de carga inmediata son aquellos en los que la prótesis (una corona fija provisional) se coloca en un periodo de tiempo inferior a 24 horas desde que se colocó el implante.

    Esta técnica nos permite restaurar las piezas dentales perdidas, sin necesidad de tener que esperar de 3 a 6 meses.

    ¿Cómo se realiza un implante?

    La colocación de un implante es una tarea minuciosa que debe adaptarse siempre a las características y condiciones bucodentales de cada paciente.

    Diagnóstico: Antes de someterse a cualquier intervención de implantes dentales, es necesario realizar un diagnóstico para poder determinar el estado del hueso y de la encía, así como la oclusión, y evaluar si es viable la colocación del implante.

    Tratamientos previos, en el caso de ser necesarios: Según cuál sea el estado de la boca del paciente será necesario realizar un tratamiento previo con el fin de subsanar dolencias o mejorar el estado de la boca.

    Intervención quirúrgica: El implante se coloca en una intervención sencilla e indolora.

    Todo este proceso se realiza en la clínica dental con anestesia local, evitando molestias y dolor al paciente. En los casos que el paciente lo necesite contamos además con un equipo de anestesistas que realizarán una Sedación Consciente, lo que nos permite trabajar mientras que nuestros pacientes descansan.

    ¿CÓMO ES EL PROCESO DE COLOCACIÓN DE UN IMPLANTE?

    La colocación de un implante dental pasa por 3 fases significativas y que detallamos a continuación:

    1

    COLOCACIÓN

    Colocamos el implante dental en el espacio bucal donde se necesita actuar.
    2

    OSTEOINTEGRACIÓN

    Durante un periodo que varía en cada paciente, y dependiendo del tipo de técnica empleada en su colocación el implante se integra y consolida en el hueso entre 3-6 meses.
    3

    PRÓTESIS DEFINITIVA (CORONA)

    Por último, el odontólogo colocará la prótesis dental definitiva. Esta prótesis, también conocida como corona dental, reemplaza al diente natural dañado o perdido, realizando todas sus funciones y mejorando la estética del paciente.

    Una vez que pasa el efecto de la sedación es posible que se presenten molestias de mayor o menor intensidad. En algunos casos, puede darse inflamación en el área donde se ha colocado el implante o la aparición de un hematoma. Para evitar las molestias, nuestro cirujano le podrán recomendar el uso de analgésicos, estas molestias desaparecen en poco tiempo. Cabe recordar que el especialista que ha realizado la intervención es el profesional más adecuado para determinar qué tipo de cuidados se deben seguir o qué medicación tomar para remitir las molestias. En ningún caso es aconsejable automedicarse.

    ¿Qué es la falta de hueso maxilar?

    Hay pacientes en los que por falta de hueso maxilar, se puede necesitar además un tratamiento para aumentar el hueso y asegurar la correcta sujeción del implante. Son los casos donde la boca del paciente no tiene la suficiente cantidad y/o calidad de tejido óseo para sostener implantes.

    Esta falta de hueso se suele producir por infecciones causadas por caries, enfermedades periodontales o accidentes fuertes, afectando a dientes, encías y al propio hueso maxilar.

    Unos de los tratamientos para resolver la falta de hueso maxilar es el de los injertos y regeneraciones óseas. Estas técnicas consisten en reconstruir el hueso maxilar perdido.

    Una vez que el hueso está recuperado, se podrá colocar el implante dental con la normalidad habilitual.

    ¿Qué tasa de éxito tienen los implantes dentales?

    En torno al 97% para la mayoría de la población. Sin embargo, personas propensas a padecer enfermedades periodontales, o que padezcan diabetes no controlada pueden ver esta tasa reducida. Por otro lado, el tabaco es uno de los principales factores que afectan negativamente al tratamiento con implantes. Los fumadores que no prescindan (en la medida de lo posible) de su hábito durante el periodo de osteointegración del implante, también pueden ver disminuidas las posibilidades de éxito de la intervención.